ORTODONCIA INVISIBLE

TÉCNICA LINGUAL
ortodoncia-lingual1En la Técnica Lingual, se colocan los frenillos por detrás de los dientes, de manera que no se ven al sonreir o al hablar.
Es, dentro de las diferentes técnicas con frenillos, la más estética. No requiere de cirugía previa y tampoco de ningún procedimiento que requiera anestesia.
Es una excelente alternativa para pacientes adultos que requieren de una máxima estética y que no quieren que se les noten los frenillos durante el tratamiento.
Un tratamiento con la técnica lingual no necesariamente tiene que ser más largo que con otra técnica. Eso es individual y depende de cada caso.El objetivo de la técnica lingual, es lograr los mismos objetivos que con la técnica tradicional (frenillos por afuera), en un tiempo similar a ésta.
En sí, la técnica no es dolorosa. Como todo proceso, existe un período de adaptación que va entre las dos a cuatro primeras semanas de instalados los frenillos, en la cual el paciente debe acostumbrarse a hablar y comer con ellos.
Las visitas al Ortodoncista se realizan cada 4 a 6 semanas durante el período que dure el tratamiento.
ortodoncia-lingual2Al igual que con todos los casos nuevos de Ortodoncia, independiente del tipo de técnica que se va a utilizar, el primer paso es diagnosticar correctamente el problema y establecer con el paciente los objetivos de tratamiento. Para esto se cita al paciente a un Estudio de Ortodoncia, en el cual se tomarán radiografías, moldes en yeso y fotografías. En base a esto se diseña un plan de tratamiento, el cual se explica al paciente y se conversa con él las diferentes alternativas. Una vez que se consolida este plan de tratamiento con el paciente, se procede a tomar nuevos moldes para mandar a hacer los frenillos a un laboratorio externo, los cuales se colocan en una cita de instalación en la boca del paciente.
Aparte de las ventajas estéticas que ofrece la técnica lingual, tenemos que permite realizar blanqueamientos durante el tratamiento, los cambios son visibles fácilmente ya que los dientes no están tapados por los frenillos, en caso de un golpe o accidente los labios no sufren el impacto de los frenillos, no quedan manchas blancas en caso de un cepillado deficiente, entre otras ventajas comparativas.