DIAGNÓSTICO

Primero se debe realizar una entrevista detallada, en la cual se busca establecer algunos síntomas, duración del problema, hábitos, etc. Posterior a un completo examen odontológico y radiológico, se realizan test específicos para el diagnóstico de halitosis, como son el Test Organoléptico y el uso de algunos monitores como el Halimeter®, capaz de medir los niveles de compuestos volátiles sulfurados presentes en la boca.